Menú

14 ene 2014: Los mayores superan la brecha digital


Juanjo observa con desconfianza el regalo que este año los Reyes Magos han dejado junto a sus zapatos. Es una caja pequeña con el logotipo de una compañía telefónica. Al abrirlo le ha sorprendido encontrar un dispositivo móvil lleno de teclas, que se enciende y apaga sin motivo aparente cada vez que roza la pantalla. A Juanjo no le queda muy claro cómo va a apañarse para leer los números y las letras cada vez que llame o mande un mensaje a su nieto pero tiene claro que si su amigo Roge puede mandar correos por internet, él mismo también podrá adaptarse a las nuevas tecnologías.

 

Juanjo está habituándose de manera natural a los avances tecnológicos, al mismo ritmo que otras personas de su generación. Quizás algo despacio porque aprender algunos conceptos y prácticas a partir de ciertas edades puede resultar algo difícil. Pero poco a poco la tecnología está evolucionando hacia una sencillez que permite a los “no iniciados” relacionarse con tablets, ordenadores y móviles sin ningún problema. Al igual que Juanjo son muchas las personas entre 65 y 74 años, principalmente hombres, que están dejando de lado la televisión y prefieren utilizar el ordenador o el móvil para pasar su tiempo de ocio buscando información o entreteniéndose.
 
Todos estos mayores, como Juanjo, están aprendiendo un lenguaje tecnológico que les ayuda a estar al día y a dejar de sentirse obsoletos (y a que los de su alrededor no les vean de esa manera).
 
Nos gustan mucho las reflexiones que realiza el presidente de ABUESPA (Asociación de Abuelas y Abuelos), Francisco Muñoz, en el reportaje ‘Del abuelo esclavo al mayor 2.0’. Muñoz explica que hay que adecuar la voz de la experiencia al mundo actual. Los abuelos y abuelas han vivido mucho que pueden compartir con sus nietos, una sabiduría que aporta la experiencia, pero que en ocasiones resulta lejana por esa idea de que “los abuelos son de otra época”.

 

Abuelos 2.0

 

El experto en marketing y redes sociales Juan Merodio destaca la gran utilidad de internet tanto para salvar las diferencias generacionales, como acabamos de comentar, como para ejercitar la memoria y activar regiones inactivas. También los videojuegos ayudan a fortalecer la memoria y el estado de ánimo y las redes sociales en concreto son herramientas que llevan implícito un proceso de aprendizaje sencillo y motivante.
 
La más popular entre las personas mayores es Facebook, debido a que en esta plataforma pueden conectarse con su círculo cercano, mantener el contacto, ver fotografías y sentirse integrados en vez de aislados. Aunque al principio puedan resultar algo confusas (para cualquier usuario, no sólo para las personas mayores) cualquier abuelo o abuela puede convertirse en todo un entendido si se lo propone.
 

Las últimas décadas se ha mejorado mucho la calidad de vida y por eso llegamos con mejor salud a la tercera edad, lo que nos permite experimentar y conocer  nuevos ámbitos. La brecha digital en concreto es un salto obligado que además puede saltarse aplicando un poco de constancia.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Otros artículos en blog :

« »